Hasta 5 mil millones de personas podrían no recibir la vacuna contra la COVID-19, advierte DHL

Las fallas logísticas y una infraestructura insuficiente pueden impedir que el 60 por ciento de la población mundial reciba la vacuna. Así lo desprende el último informe publicado por DHL y McKinsey & Company, donde advierten sobre las posibles deficiencias a la hora de suministrar la futura vacuna por todo el globo.
En el documento, publicado en septiembre de 2020, el servicio de mensajería y la consultora exploraron el status quo de las capacidades de distribución mundiales actuales.
La investigación examinó seis vacunas pioneras actualmente en desarrollo, de las cuales cuatro son nuevas o experimentales. Si bien la novedad y la innovación son un requisito absoluto para producir una vacuna, es probable que las diferentes bases de la misma tengan diversos requisitos de temperatura para el almacenamiento y el transporte, afirma el documento.
Las condiciones de temperatura para una vacuna segura y eficaz pueden ser tan bajas como -80 °C o terminar cayendo en el rango de + 2-8 ° C. Si una vacuna experimental con un estricto requisito de temperatura demostrara ser la gracia salvadora, una gran parte del mundo se quedaría corta en términos de infraestructura para entregar la vacuna a su gente.
“Dado que es probable que los requisitos de temperatura sean el principal desafío, las regiones con un clima particularmente cálido y aquellas con una infraestructura logística de cadena de frío limitada representarán el mayor desafío en un escenario estricto de distribución de vacunas”, expone el documento.
En el caso de que la temperatura de la vacuna caiga en un rango de + 2–8 ° C, el 60 por 100 (5 mil millones de personas) de la población mundial podría recibirla. Sin embargo, si los requisitos de temperatura son estrictos, -80 ° C, solo llegarían a la mayoría de los 25 países desarrollados que albergan a 2.500 millones de personas en todo el mundo.
“Actualmente, en gran parte de África, América del Sur y Asia no se pueden suministrar fácilmente a escala debido a la falta de capacidad logística de cadena de frío adecuada para productos de ciencias de la vida”, dice el informe.