La Organización Marítima Internacional, última víctima en sumarse a la ola de ciberataques

Los hackeos siguen sucediéndose. El último en confirmar su vulnerabilidad ha sido el organismo dependiente de Naciones Unidas, responsable de la industria de transporte para la mejora de la seguridad marítima. Así lo ha confirmado la propia Organización Marítima Internacional (OMI), tras ver atacados sus sistemas de TI.
A medida que la línea de contenedores CMA CGM continúa su recuperación esta semana de un ciberataque confirmado por primera vez el lunes, las partes interesadas de la industria marítima comenzaron el miércoles a notar que el sitio web de la OMI tampoco estaba accesible.
La Organización anunció inicialmente que estaba experimentando algunos “problemas técnicos” y esperaba volver a funcionar en un corto período de tiempo, con un aviso agregado a la página de inicio de la OMI que decía a los visitantes que “Este sitio web está en mantenimiento. Lamentamos cualquier molestia causada.”
Sin embargo, a medida que la interrupción se extendía hasta el jueves, la OMI se movió para confirmar a través de su cuenta oficial de Twitter que sus problemas de TI habían sido causados ​​por un ataque cibernético de una fuente desconocida.

The interruption of service was caused by a cyber attack against our IT systems. IMO is working with @UN IT and security experts to restore systems as soon as possible, identify the source of the attack, and further enhance security systems to prevent recurrence. pic.twitter.com/EzUQzqXMEF
— IMO (@IMOHQ) October 1, 2020
Como rama de las Naciones Unidas (ONU), la OMI dice que ha comenzado a trabajar con los expertos en seguridad y TI de la ONU para restaurar sus sistemas lo antes posible e identificar la fuente del ataque. La organización también tiene como objetivo mejorar aún más sus sistemas de seguridad antes de volver a conectarse, para evitar que se repita.
Los ciberataques relacionados con el mar se están convirtiendo en una ocurrencia cada vez más regular, y los problemas de IMO y CMA CGM esta semana son los últimos de una serie de incidentes de alto perfil en los últimos años. Estos incluyen que Maersk fue víctima del virus Not Petya en 2017 con un coste de hasta $ 300 millones; Cosco Shipping sufrió un cierre de sus sistemas de EE. UU. después de un ataque de 2018; y MSC desconectó sus servicios web después de una infección de malware hace solo seis meses.
{advpoll id=’192′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}