La falta de capacidad ralentiza la recuperación de la carga aérea

La mejora sigue siendo lenta en medio de una capacidad insuficiente. Así lo desprende el último informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) sobre los datos de los mercados mundiales de carga aérea.
La demanda se movió levemente en una dirección positiva mes a mes; sin embargo, los niveles siguen deprimidos en comparación con 2019.
La mejora continúa a un ritmo más lento de lo que sugerirían algunos de los indicadores adelantados tradicionales. Esto se debe a la limitación de capacidad por la pérdida de espacio disponible para carga mientras los aviones de pasajeros permanecen estacionados, recalca la Asociación.
“La demanda de carga aérea mejoró en 1,8 puntos porcentuales en agosto en comparación con julio. Eso sigue siendo un 12,6 por ciento menos que los niveles del año anterior y muy por debajo de la mejora del 5,1 por ciento en el PMI manufacturero”.
“La mejora se está estancando por las limitaciones de capacidad, ya que gran parte de la flota de pasajeros, que normalmente transporta el 50 por ciento de toda la carga, permanece en tierra”, aclaran.
Asimismo, aseguran que “la temporada alta de carga aérea comenzará en las próximas semanas, pero con severas limitaciones de capacidad”, arriesgándose, según Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA, a que los “transportistas puedan buscar alternativas como el océano y el ferrocarril para mantener la economía global en movimiento”.