China Plus One: ¿por qué eliminar al país de la ecuación no es la solución para la supply chain?

Que Occidente depende en exceso de los fabricantes chinos no sorprende a nadie. Sin embargo, algo está cambiando. Tres palabras empiezan a ganarse un hueco cuando hablamos de la logística del futuro: China Plus One.
El mundo observó a lo largo de la pandemia cómo las cadenas de suministro globales, anteriormente resilientes, flaqueaban. Una de las razones más prevalentes del problema fue China, la nación donde comenzó la debacle. Desafortunadamente, la “fábrica del mundo” no pudo evitar los efectos negativos de la batalla contra el virus, y eso tuvo un efecto dominó catastrófico en toda la red global de la cadena de suministro.
Entonces, ¿cuál es la solución? En el informe de CBRE, titulado ‘ El flujo cambiante del comercio internacional: impacto en las cadenas de suministro globales y los bienes raíces industriales’ el proveedor de servicios inmobiliarios apuntó a la estrategia ‘China Plus One’.
{advpoll id=’137′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
Un cambio de ruta, sin romper con la raíz
China Plus One responde a la necesidad de naciones y organizaciones occidentales de diversificar sus carteras de abastecimiento fuera del país, alegando dos razones:
Si las empresas dependen por completo de China para sus necesidades de fabricación, volveremos a experimentar el colapso de las cadenas de suministro la próxima vez que el mundo se vea afectado por una catástrofe.
Los organismos globales están comenzando a presionar a la nación para que cumpla con los estándares occidentales de atención a los empleados. Esto incluye, lo más importante, obligar a los fabricantes a pagar a su personal un salario mínimo sustancialmente más alto. Desde el punto de vista económico, eso no es ideal para las empresas occidentales, por lo que tendría sentido buscar ubicaciones más beneficiosas.
Cabe señalar que la diversificación no significa la eliminación de China de las redes de la cadena de suministro; la nación sigue siendo el centro de fabricación del mundo, y muchos países de las regiones de Asia y el sudeste asiático son totalmente interdependientes entre sí.
CBRE ha respaldado esta línea de pensamiento y ha dejado claro en su informe que reducir la dependencia de la cadena de suministro de China, al mismo tiempo que se encuentra a un “más uno” es un enfoque muy fuerte, pero que alejarse de la nación no es una opción.