Amazon, obligado a reconocer como asalariados a 4.000 empleados de última milla

Inspección de Trabajo da de alta de oficio a casi 4.000 repartidores de Amazon Flex tras las presiones ejercidas por las fuerzas sindicales. Concretamente, UGT denunció ante las autoridades la forma de reparto del gigante del ecommerce a través de riders autónomos que hacen uso de sus propios vehículos para el reparto de la plataforma de última milla “Amazon Flex”.
Según las cifras compartidas por el sindicato, en Madrid se han contabilizado 2.100 personas lo que supone 3 millones de euros sobre el coste de cuotas no satisfechas al Régimen General de la Seguridad Social, además de la multa por este modelo que se ha demostrado como fraudulento.
En el caso de Barcelona han sido 1.905 personas dadas de alta y el acta de liquidación asciende a 3 millones de euros.
En total, ambas provincias suman cerca de 4.000 personas a las que, previsiblemente, se sumarán más empleados tras determinar la acción de Inspección de Trabajo en otras provincias en proceso de investigación.
Tras contar con el precedente de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Glovo, el sindicato ha señalado que “si en estos días, Amazon, con su campaña de Amazon Prime Day, es capaz de tirar los precios para ofrecer productos más baratos es porque utiliza un modelo laboral fraudulento en el que se ahorra gran cantidad de dinero rebajando las condiciones laborales de sus trabajadores. Esta forma de competir en el mercado supone un modelo económico tremendamente peligroso”, advierte.
{advpoll id=’172′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}