DGT se escuda en la siniestralidad de las furgonetas de reparto para limitar la velocidad urbana

La velocidad máxima en las ciudades pasará de 50 a 30 km/h. Así lo ha anunciado la DGT, que valora incluso llegar a limitarla a 20 km/h para “reducir el aumento de la siniestralidad causado por las furgonetas de reparto en las ciudades españolas”, que, según datos aportados por Susana Gómez, subdirectora adjunta de Vehículos del organismo, se ha incrementado en un 69 por ciento.
El Gobierno estaría ultimando establecer un nuevo límite urbano a través de un Real Decreto, con el que pretende regular con carácter supramunicipal la movilidad en las ciudades y poner orden en la congestión que sufren las zonas de descarga urbana de mercancías o DUM.
Según ha asegurado Gómez, hay que hacer “algo” para reducir las tasas de accidentalidad que conlleva el reparto de mercancías en las ciudades, cada vez más presente.
“Convivir con patinetes, bicicletas, motos y scooters, que ya son considerados vehículos de reparto, no es fácil, la logística de última milla (trayecto que ha de realizarse en la entrega final) ha pasado a ser del máximo interés para la DGT”, ha indicado.
{advpoll id=’235′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
¿Dónde están los datos?
Si bien a la hora de hacer mención al cambio normativo, Gómez hizo referencia a un incremento sustancial en la siniestralidad de las furgonetas de reparto, lo cierto es que esas cifras no pueden ser contrastadas.
De hecho, a la hora de acceder a los principales datos de siniestralidad, tanto por vía telemática como a través de contactos de la DGT, la información se encuentra desactualizada, siendo 2018 el último año con cifras compartidas.
No obstante, según han anunciado fuentes directas del organismo a Cuadernos de Logística, la semana que viene se pondrá en marcha una nueva campaña centrada en las furgonetas donde, previsiblemente, se harán públicos algunos de los datos compartidos por Gómez y se adelantarán otras medidas contempladas en la futura regulación.