Los piquetes de estibadores impiden 9 de cada 10 operaciones de suministro en Bilbao

La huelga en el Puerto de Bilbao comienza su segunda fase. Tras 17 días de paros, parciales y totales, los trabajadores del puerto inician la siguiente convocatoria de protestas que, de no alcanzar un acuerdo, se extenderá hasta el próximo 8 de noviembre.
Los primeros 15 días de inactividad se han saldado con graves pérdidas para el enclave vasco. Según traslada Bilboestiba, esta movilización ha supuesto que entre el 9 y el 22 de octubre se hayan manipulado un 46 por ciento menos de mercancía general y un 48 por ciento menos de contenedores con respecto al movimiento registrado durante los 15 días anteriores.
Además, más del 90 por ciento de las operaciones de suministro a la industria no han podido ser atendidas a causa de la actuación de los piquetes, apunta la patronal. “Estas amenazas son de tal calibre que han supuesto que muchos de ellos (trabajadores) hayan decidido no acudir a su puesto de trabajo por temer a su integridad física”, señalan las empresas.
Por su parte, los sindicatos convocantes, con Coordinadora a la cabeza, niegan estas acusaciones y señalan a las empresas que operan en el puerto vasco de “no querer negociar” el nuevo convenio colectivo y de no reconocer “el exceso de trabajo que recae sobre el colectivo de 320 estibadores”.
{advpoll id=’215′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}