La Unión Europea acusa a Amazon de violar las normas antimonopolio

Todas las miradas de Bruselas se dirigen ahora al gigante del ecommerce. La Comisión Europea ha asegurado, tras una investigación puesta en marcha en 2019, que Amazon está utilizando “sistemáticamente” datos privados de sus vendedores para competir a través de sus propios productos.
La opinión preliminar de la Comisión, descrita en su pliego de cargos, es que el uso de datos de terceros permite a Amazon evitar los riesgos normales de la competencia minorista y aprovechar su dominio en el mercado para la prestación de servicios en Francia y Alemania: los mayores mercados para Amazon en la UE.
En un comunicado, Amazon ha asegurado no estar de acuerdo con las acusaciones del organismo, agregando que continúa “haciendo todo lo posible para asegurarse de tener una comprensión precisa de los hechos”.
“Ninguna empresa se preocupa más por las pequeñas empresas o ha hecho más para apoyarlas en las últimas dos décadas que Amazon”, dijo la compañía. “Hay más de 150.000 empresas europeas que venden a través de nuestras tiendas que generan decenas de miles de millones de euros en ingresos anuales y han creado cientos de miles de puestos de trabajo”.
Una segunda investigación en marcha
La Comisión también ha anunciado que ha abierto una segunda investigación antimonopolio sobre la empresa para ver si otorga un trato preferencial a sus propias ofertas minoristas y a los vendedores del mercado que utilizan sus servicios de logística y entrega. En particular, esta investigación analizará cómo Amazon decide a qué comerciante vincularse mediante su “Buy Box”.
“Los datos sobre la actividad de terceros vendedores no deben usarse en beneficio de Amazon cuando actúa como competidor de estos vendedores”, dijo Margrethe Vestager en un comunicado. “Las condiciones de competencia en la plataforma de Amazon también deben ser justas. Sus reglas no deberían favorecer artificialmente las propias ofertas minoristas de Amazon ni aprovechar las ofertas de los minoristas que utilizan los servicios de logística y entrega de Amazon “.
De declararse culpable, Amazon podría enfrentarse a multas de hasta el 10 por ciento de sus ingresos globales anuales, alrededor de 28 mil millones de dólares.