Amazon alerta a sus clientes de nuevos costes adicionales a raíz del Brexit

A falta de dos semanas para que se produzca la salida efectiva de Reino Unido de la Unión Europea, Amazon ha comenzado a avisar a sus clientes de los costes adicionales a los que tendrán que hacer frente una vez llegue el 1 de enero de 2021.
A partir de esa fecha, los costes de transporte y las tasas de importación o aduanas recaerán en el cliente final y no en la compañía, como explica Amazon Reino Unido. Eso sí, estos recargos solo se aplicarán en caso de querer llevar a cabo devoluciones de productos no defectuosos.
Por el contrario, la sede británica de Amazon seguirá afrontando los costes derivados de las operaciones de devolución siempre y cuando los artículos se encuentren dañados, defectuosos o sean incorrectos. Es decir, si el producto no convence al cliente final por alguna causa ajena a los tres casos planteados y ha sido entregado a una dirección de la Unión Europea, habrá que pagar un sobrecoste.
{advpoll id=’196′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
Tal y como indica el correo electrónico recibido por los clientes, al haber realizado un pedido en Amazon Reino Unido y establecer la dirección de entrega en la Unión Europea, “queríamos informarle que, a partir del 1 de enero de 2021, cuando finalice el período de transición del Brexit, verá algunos cambios cuando compre en Amazon.co.uk”.
Entre estos cambios se contempla incluir el IVA (o el equivalente regional, si corresponde en el país de entrega), así como asumir que el paquete pueda estar sujeto a aranceles, impuestos o tarifas que, de producirse, resultarían en un cambio de precio al finalizar la compra.