Comienza el largo desbloqueo de camiones en el Canal de la Mancha

La frontera francesa con el Reino Unido, por ferry o a través del Eurotunnel, ya está abierta de nuevo, una vez transcurridas las 48 horas de cierre anunciadas por el Gobierno francés para establecer un protocolo y protegerse ante la nueva cepa del coronavirus detectada al otro lado del Canal de la Mancha. Una situación que ha dejado atrapados temporalmente a miles de camiones, muchos de ellos españoles, de entre las decenas de miles que cruzan cada semana en ambos sentidos.   
La mayor parte de las organizaciones empresariales de transporte por carretera en España han exigido a las autoridades anglo-francesas y españolas que buscaran una solución urgente para desbloquear el cierre, más aún en estas fechas, permitiendo a los transportistas regresar a sus hogares.
A las ya difundidas se unía ayer el presidente de ATFRIE, José María Arnedo, la asociación española de empresarios de transporte bajo temperatura dirigida,  que exigía al Gobierno español “que negocie por medios diplomáticos para que los conductores de camiones de mercancías bloqueados en el Reino Unido puedan regresar a España. No solo se compromete la salud y la integridad física de los conductores –expresaba-, sino que también afecta seriamente al trabajo de agricultores y comercializadores de productos perecederos que España exporta al Reino Unido, con desastrosas consecuencias económicas para diversos sectores productivos de nuestro país”.
Anoche llegaban los dos primeros ferries a Calais (Francia) desde Dover, aunque sin apenas camiones. Y es que la reapertura llega con condiciones: se permite el regreso a los franceses y residentes en Francia y a aquellos que deban regresar por causas de fuerza mayor. Aunque sin citarlos expresamente, se entiende que los transportistas están en este último caso. Eso sí, para regresar el continente por el país galo deberán presentar una prueba PCR o un test negativos.
Dado este requisito y la cantidad de transportistas atrapados en el sureste de Inglaterra, el colapso tardará varios días en disolverse. En este sentido las autoridades británicas están poniendo en marcha un plan para realizar test cuyo resultado se conoce en unos 30 minutos. Pero se hace imposible saber cuántos de eso test serán necesarios ya que la cifra de camiones atrapados oscila entre los 3.000 y los 10.000. La imagen hoy no es de las carreteras ni del parking del aeropuerto de la región inglesa de Kent repletas de camiones, es de las pistas de ese aeródromo tomadas por los trailers.
En la decisión del Gobierno de Macron de reabrir la frontera no ha sentado especialmente bien a algunos medios británicos como “The Sun”, que calificaba en su portada al presidente galo como “Covidiot” por verse forzado a tomar esa decisión, aún con el peligro de que la nueva cepa se extienda por Francia, aunque diversas fuentes oficiales dan por hecho que ya circula por la Europa continental.
Recomendaciones para el tránsito de mercancías y el retorno de los conductores
También ayer, día 22, la Comisión Europea difundía una serie de Recomendaciones (ver texto completo en este enlace) para en el transporte de mercancías, intentando poner algo de orden en este caos ente la aparición de la nueva cepa de la COVID-19 en el Reino Unido.
El texto –señalan desde CETM- responde a las peticiones presentadas desde la Organización Internacional de Transporte por Carretera (IRU) y reitera la necesidad de garantizar el flujo ininterrumpido de mercancías a través de cualquier frontera mediante la implementación de los denominados Green lanes, carriles abiertos a todos los vehículos de transporte de mercancías para asegurar la disponibilidad de bienes esenciales y que han estado funcionando en los principales cruces fronterizos de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T) durante la pandemia. 
Además, estas recomendaciones -que no son más que eso- rechazan la posibilidad de realizar pruebas COVID-19 (tanto PCR como de antígenos) a los conductores profesionales, ya que cualquiera de ellas contribuirá a generar más retrasos y aglomeraciones innecesarias de vehículos y conductores. 
La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) también ha solicitado al Gobierno español y a su Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana que ejerzan las presiones necesarias para que finalicen las restricciones transfronterizas impuestas.
Texto íntegro en inglés de la Recomendación de la Comisión Europea: https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/ip_20_2520