Las inminentes huelgas en Francia incrementan de nuevo la tensión en el Canal de la Mancha

La situación de los puertos a ambos lados del Canal de la Mancha vuelve al punto de mira tras darse a conocer una nueva fecha de paros nacionales en Francia. El próximo jueves 4 de febrero, cuatro manifestaciones intersindicales tendrán lugar en el país vecino, provocando que Reino Unido vuelva a hacer saltar las alarmas ante un posible nuevo incremento del caos, aún patente, en los enclaves marítimos.
El primero en dar a conocer la situación, denominándola como “amenaza”, ha sido Logistics UK, uno de los mayores representantes del sector y defensor de los intereses de las empresas de transporte de mercancías por carretera, ferrocarril, mar y aire de Reino Unido.
La acción francesa, promovida por CGT, FSU, Solidaires, UNEF, UNL, MNL y FIDL, se trata de “una respuesta a las decisiones gubernamentales desastrosas para enfrentar la pandemia”, según los sindicatos. Sin embargo, desde Logistics UK esperan que la manifestación ejerza una mayor presión sobre las cadenas de suministro “ya asediadas que luchan para hacer frente al Brexit y al COVID-19”.
Los paros convocados, “probablemente incluyan bloqueos en los puertos” lo que, dependiendo de la duración, “podría tardar varios días en resolverse”, apuntan.
Una cadena de suministro, al límite
“Justo cuando pensamos que la situación del transporte terrestre europeo y fronterizo no podría empeorar, tenemos otro potencial golpe para los comerciantes del Reino Unido con la UE”, apunta el representante británico.
Desde la propia organización aseguran que, una vez anunciado los detalles, se revisaran todas las rutas hacia Europa, evaluando cómo se pueden evitar los “puntos calientes” en Francia, ya que las huelgas generales en el país “suelen tener como objetivo los puertos y la infraestructura vial para crear la máxima interrupción y resaltar su causa”.
{advpoll id=’395′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}