Amazon planea instalar cámaras con inteligencia artificial para vigilar a sus repartidores

Los sistemas de alta tecnología no paran de implementarse en el sector logístico. Sin embargo, a diferencia de otras innovaciones, en esta ocasión Amazon ha decidido poner el foco en el repartidor y no en el paquete, comenzado a implementar cámaras dotadas con inteligencia artificial que, según su proveedor, graban “el 100 por 100 del tiempo”.
Tal y como se han hecho eco algunos portales norteamericanos, los repartidores de Amazon pronto tendrán un par de ojos extra observándolos cuando salgan a la carretera para realizar sus entregas diarias.
Bajo la premisa de mejorar la seguridad de los mismos, el gigante del ecommerce ha comenzado a desplegar estos sistemas en algunas de las empresas que forman parte de su programa de socios de servicios de entrega, en gran parte responsables de la última milla en Estados Unidos.
Información en tiempo real
El hardware y el software serán suministrados por Netradyne, una empresa de California detrás de una plataforma llamada Driveri que usa cámaras e inteligencia artificial para analizar a un conductor mientras opera el vehículo.
Luego, la cámara proporciona información en tiempo real, incluidas sugerencias automáticas como “conducción distraída” y “por favor, disminuya la velocidad”, mientras recopila análisis que se utilizan para evaluar a los conductores durante sus turnos.
A través de un vídeo publicado por Amazon DSP Resources, la gerente senior de la compañía para la última milla describe los objetivos de la compañía, como reducir las colisiones y hacer que los conductores sean más responsables de los errores en la carretera.
El video de marketing muestra cómo las cámaras graban “el 100 por 100 del tiempo” (aunque sin audio y no se puede ver en vivo) y cargan imágenes a un equipo de seguridad dedicado para su revisión si alguna de las 16 señales se activa a través de un incidente que ocurre en la carretera o una acción que realiza el conductor.
{advpoll id=’403′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
¿Y la privacidad?
Si bien las cámaras podrían ayudar a mejorar la seguridad, los defensores de la privacidad han salido al paso para solicitar que, de implementarse dicho sistema, este no vulnere los derechos de los repartidores.
Así, el canal estadounidense CNBC recogía los testimonios de algunos de los opositores, que describieron las cámaras como “desconcertantes”, “Gran Hermano” o “un sistema de castigo”.
Del mismo modo, algunos han asegurado estar preocupados por la llegada de esta forma de monitorización, ya que las cámaras equipadas con IA “agregarán más presión a un trabajo que ya de por si implica la intensa carga laboral de entregar cientos de paquetes al día”.