Kizy Tracking o el valor de la visibilidad en la cadena de suministro

Disponer de una visibilidad total en la cadena de suministro ha dejado de ser un lujo al alcance de unos pocos para convertirse en una herramienta imprescindible para mejorar la eficiencia de las operaciones. Consciente de ello, Kizy Tracking ha desarrollado una solución de monitoreo que aporta visibilidad en tiempo real, durante toda la cadena de suministro, en cualquier parte del mundo: los trackers K-2.
Del tamaño de una tarjeta de crédito y con un peso aproximado de 40 gramos, estos dispositivos de geolocalización de múltiples usos funcionan apoyándose en la red de telefonía GSM (2G,3G) y en redes wifi allá donde estén disponibles, indicando su geolocalización y transmitiendo los datos a la plataforma de seguimiento, en la que se visualizan sobre el mapa las diferentes informaciones suministradas.
Con una cobertura global del 98 por 100 de la superficie terrestre, los trackers K-2 de Kizy Tracking se caracterizan por:
Menor coste, lo que la convierte en una solución escalable pudiendo a llegar a un precio 10 veces menor que el de algunos dispositivos GPS.
Mayor autonomía, con una duración de la batería, que puede alcanzar hasta 1 año, dependiendo de las frecuencias de conexión establecidas.
Visibilidad total indoor y outdoor ya que los trackers funcionan igualmente bajo tierra o dentro de un edificio o contenedor a diferencia de los dispositivos que necesitan de conexión vía satélite.
Gracias a sus sensores de temperatura, humedad y luz los dispositivos de Kizy pueden también supervisar el perfecto estado de las mercancías durante su transporte o almacenamiento, así como detectar anomalías en la operativa logística tales como aperturas no deseadas o movimientos bruscos, siendo una herramienta perfecta para el control de la cadena de frío o para el seguimiento de paquetes, contenedores o vehículos.
Como complemento, la API de Kizy facilita una sencilla integración de la información suministrada por los trackers en los sistemas de partners y clientes (ERP, TMS, …), permitiendo una presentación y análisis de los datos, en cuadros de mando a medida de las necesidades de cada negocio.