Los fletes de exportación del Mediterráneo alcanzan nuevos máximos históricos

Desde el Mediterráneo Occidental hasta el Lejano Oriente, todas las áreas geográficas han experimentado incrementos en los fletes. A pesar de la moderación del comercio internacional, la demanda en el transporte marítimo sigue siendo elevada para esta época del año. Ello, unido al continuo ascenso en el precio de los combustibles y a la inactividad de la flota ociosa, ha llevado a experimentar un incremento del 10,41 por ciento en el precio del transporte marítimo.
Así lo refleja uno de los protagonistas principales del Mediterráneo: el Puerto de Valencia. A través del Valencia Containerised Freight Index (VCFI), el enclave ha constatado que enero cierra con la cifra más alta desde el inicio de la serie en 2018, situándose en 1.571,29 puntos.
Durante este primer mes de 2021, todas las áreas geográficas que analiza el índice han experimentado incrementos en los fletes, en el caso del Mediterráneo Occidental del 3,05 por 100 y el Lejano Oriente del 4,24 por 100. Así, el VCFI creado por la Autoridad Portuaria de Valencia para reflejar la evolución de las tarifas del transporte marítimo alcanza los anteriormente mencionados 1.571 puntos, acumulando un aumento del 57,13 por ciento desde que se tiene este registro.
Factor 1. El precio de los combustibles
Uno de los factores en la variación de los fletes se encuentra en el precio medio del barril de Brent europeo, que en enero ha vuelto a registrar un aumento del 9,56 por 100, encadenando ya tres meses consecutivos en ascenso.
En el mismo sentido se mueven los precios de bunkering (suministro combustible a un buque) que en enero vuelven a crecer respecto al mes anterior, generando varios meses positivos para ir recuperando los niveles perdidos en la primera parte del año 2020.
{advpoll id=’258′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
Factor 2. La demanda se mantiene al alza
La demanda en el mercado de transporte marítimo se ha equilibrado tras varios meses de fuerte pujanza debido al dinamismo del comercio internacional. Así, en noviembre ya se percibió una estabilización en los tráficos portuarios que continuó en diciembre según se desprende de los datos de RWI/ISL que elabora el Instituto Leibniz de Investigación Económica.
Sin embargo, tal y como señalan desde Alphaliner, pese a este cambio de tendencia, los niveles de demanda siguen siendo elevados para esta época del año, lo que se refleja también en la baja cuota de flota ociosa en el mercado. Así, mientras que el 4 de enero los niveles de portacontenedores inactivos representaban un 1,3 por 100 sobre el total de flota activa, el 18 del mismo mes esta descendió hasta el 1,0 por 100.
El impacto por regiones geográficas
En cuanto a las áreas geográficas objeto de estudio del VCFI, hay que destacar que por primera vez desde 2018 todas ellas experimentan un crecimiento respecto al mes anterior. De entre ellas, subrayar el fuerte incremento en los fletes con Países Bálticos (+21,24 por 100), y Europa Atlántica (+10,44 por 100). También suben los fletes hacia Oriente Medio (+13,49 por 100) y el
Subcontinente Indio (+6,40 por 100), dos zonas que han experimentado unos tráficos de exportación desde Valenciaport muy elevados en el segundo semestre de 2020, superando los niveles de carga del año anterior para el mismo periodo del año.
Un caso destacable es el de los fletes con Estados Unidos y Canadá (8,20 por 100). Pese a que las exportaciones desde Valenciaport marcan una tendencia a la baja desde el mes de octubre con estos mercados, la presión de la demanda mundial hacia estas regiones parece ser la causa del alza de los fletes.