El Govern pone el foco en la logística para internacionalizar la economía catalana

Hasta el año 2040, parte del proyecto de Internacionalización de la Economía Catalana tendrá como objetivo reforzar el sistema logístico. El fin, apuntan, es configurar un sector más eficiente, multimodal, comprometido con el medio ambiente y la sociedad, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así lo ha hecho saber el Govern, tras aprobar la nueva Estrategia Logística, basada en el concepto LAAS o logística como servicio.
El documento, redactado por CIMALSA, fomenta la cooperación entre administraciones y el tejido empresarial, definiendo el papel del sector público como impulsor del sistema económico.
Según la institución catalana, la logística no solo es capaz de asegurar el aprovisionamiento y la distribución de las mercancías en todo el territorio, si no que “tiene una gran capacidad generadora de riqueza y empleo”, dejando los siguientes datos:
Aporta 29.900 millones de euros, representando casi el 14 por ciento del Valor Agregado Bruto (VAB)
Genera el empleo directo de 128.000 personas
Cuenta con 10 millones de metros cuadrados de suelo logístico
Gestiona 422 millones de toneladas de mercancías, de las cuales 186 son de tráfico en el territorio catalán, 152 fuera de las fronteras españolas y 88 dentro de las mismas.
Las bases de la Estrategia Logística 2020-2040
El texto aprobado ayer por el Govern constituye una hoja de ruta hacia la definitiva consolidación del sistema logístico catalán. Tiene como horizonte temporal las dos próximas décadas, a lo largo de las cuales se tendrán que tomar aquellas decisiones que contribuyan al objetivo final, que es mejorar el posicionamiento de Cataluña en un mundo económico global. También establece prioridades más a corto plazo para un primer periodo desde 2020 hasta 2025.
Uno de los principales retos será contribuir al reequilibrio territorial, mediante el desarrollo de la logística y el reforzamiento y consolidación de clusters empresariales, entendiendo el territorio como una red interconectada, más allá del papel de las coronas metropolitanas, ahora bastante congestionadas.
El documento consta de cuatro apartados: un diagnóstico que analiza las condiciones del entorno; una definición estratégica con 5 líneas de trabajo; la Gobernanza del Plan que prevé un órgano de gestión que velará por su cumplimiento y que se basará en unos indicadores que el propio documento establece; y, finalmente, unos ámbitos prioritarios de actuación con 5 grupos de trabajo a fin de desarrollarlos.
{advpoll id=’386′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
El Plan de acción 2020-2025 consta de 5 líneas estratégicas de trabajo:
Coordinación, regulación y promoción del sector.
Competitividad del tejido empresarial.
Agilidad del desarrollo del suelo logístico e intermodal.
Funcionalidad de la red de infraestructuras.
Apuesta decidida por la sostenibilidad.