La huelga de los trabajadores de Lidl paraliza su plataforma logística en A Coruña

A consecuencia del paro de 48 horas convocado por los trabajadores de la compañía, la plataforma logística que Lidl tiene emplazada en el polígono industrial del Río do Pozo, en Narón, ha quedado “completamente paralizada” desde que los empleados secundaran las reivindicaciones el pasado miércoles.
De esta forma, hasta el día de hoy “no ha entrado personal a trabajar”, siguiendo la convocatoria lanzada por la Federación de CIG-Servizos en Ferrol, donde quedaba recogida que la inactividad se alargaría hasta la media noche del jueves.
Según Cristina Martínez, secretaria comarcal de la federación, los piquetes organizados a la entrada de las instalaciones, que han impedido a los trabajadores que así lo desearan acudir a su puesto de trabajo, responden a la pérdida de los derechos que se produjo en este centro logístico.
Esto, aclara, se produjo cuando hace cuatro años se negoció un convenio colectivo a nivel estatal de Lidl, que afectaba un enclave que hasta entonces tenía un convenio provincial.
Ahora, según apunta, “se vuelve a negociar este convenio estatal con los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT” y la central nacionalista denuncia “encontrarse con un convenio puente de dos años con una subida salarial mínima y sin nada más que negociar”.
El paro, que ha frenado durante dos días la actividad del centro logístico con el que Lidl abastece a los centros que la multinacional tiene en Galicia, Asturias y una parte de Castilla y León pretende generar un cambio de opinión en la compañía, para la que la CIG pide “unas condiciones de trabajo diferentes, pero no hay acuerdo y aquí estamos”.