El Año Nuevo Chino agrava la situación de la cadena de suministro global

El cuarto día del Año del Buey comienza con el anuncio de nuevos problemas para la cadena de suministro a raíz de la celebración del Año Nuevo Chino. El último informe de la firma de tecnología de transporte marítimo Ocean Insights advierte que una falla en la conectividad intermodal entre fábricas y puertos podría empeorar la situación logística actual.
Métricas como la fiabilidad de los horarios de los transportistas están empeorando, haciendo que el tiempo invertido por contenedor pase de un día en enero de 2020 a más de cinco días en enero de 2021, hecho que ha llevado a Ocean Insights a afirmar que “pueden pasar varios meses para que las cadenas de suministro vuelvan a una aparente normalidad”.
Sin camioneros para transportar las mercancías
La compañía apunta, entre otros factores, a las restricciones de viaje internas impuestas por las autoridades chinas, que requieren que los transportistas nacionales se pongan en cuarentena durante 14 días después de sus viajes, “generando nuevos cuellos de botella para las cadenas de suministro y envío globales”.
Ante dichas previsiones, las autoridades chinas solicitaron a los profesionales del transporte que se quedaran y celebraran esta fecha en su lugar de residencia habitual, respondiendo a las necesidades de las fábricas, que se mantuvieron abiertas para compensar el declive estacional de la producción industrial durante el Año Nuevo.
Sin embargo, incluso con todos estos esfuerzos en marcha, llevar esos productos al mercado será un desafío. La mayoría de los camioneros han optado por irse a casa para el Año Nuevo, lo que los hace sujetos a cuarentenas obligatorias. En algunas zonas, hasta el 95 por ciento de los camioneros no estarán disponibles, con las regiones más afectadas en el sur del país.
Para Ocean Insights, la situación dejará sentir sus efectos en las próximas dos semanas, donde el panorama “estrangulará aún más la conectividad entre las fábricas y los puertos”.