Amazon ordena la compra de más de 700 camiones propulsados por gas natural comprimido

En un nuevo intento del gigante del comercio electrónico por apartar de su flota a los vehículos más contaminantes, Amazon ha comprado más de 700 camiones de gas natural comprimido de clase 6 y clase 8.
Al tiempo que las ventas del minorista en línea se han visto incrementadas en un 38 por ciento durante 2020, la firma estadounidense sigue con su plan de operar un negocio neutral en carbono para 2040. Por ello, la compañía está “trabajando en probar una serie de nuevos tipos de vehículos, incluidos eléctricos, GNC y otros”, señala Amazon.
Hasta el momento, el proveedor ha encargado más de 1.000 motores que pueden funcionar tanto con gas natural renovable como no renovable
Suministrados por una empresa conjunta entre Cummins y Westport Fuel, con sede en Vancouver, estos motores se utilizarán para los vehículos pesados de Amazon que van desde los almacenes hasta los centros de distribución en Estados Unidos.
El gas natural emite aproximadamente un 27 por ciento menos de dióxido de carbono cuando se quema en comparación con el combustible diésel, según la Administración de Información de Energía de EE. UU.