Amberes y Brujas ultiman la creación de un ‘superpuerto’ para batir a Rotterdam

Después dos años de conversaciones, el noroeste de Europa contará con un nuevo ‘superpuerto’, tras darse a conocer la fusión formal de ambos enclaves. El puerto combinado rivalizará con Rotterdam en capacidad de contenedores y complementará las fortalezas de Amberes y Brujas en carga fraccionada, ro-ro y gas natural licuado.
Se espera que el proceso de unificación tarde un año en completarse, con los puertos listos para poder fortalecer su posición dentro de la cadena de suministro global y continuar hacia un crecimiento más sostenible como parte de la fusión.
El puerto global de Europa
Annick De Ridder, concejal del puerto y presidenta de la junta directiva de la Autoridad Portuaria de Amberes, ha asegurado que “al unir fuerzas, estamos en camino de convertirnos en el puerto global de Europa, mientras que al mismo tiempo reforzamos nuestra posición como el puerto de contenedores más importante en términos de tonelaje, un puerto sólido de roll-on roll-off (ro-ro) y uno de los puertos de carga fraccionada más grandes de Europa “.
Trabajando juntos para construir el puerto del futuro
La posición compartida de los puertos de Amberes y Zeebrugge dentro de la cadena de suministro global recibirá un impulso significativo. El puerto fusionado se convertirá en el puerto de contenedores más importante (157 millones de toneladas / año), uno de los mayores puertos de carga fraccionada y el puerto más grande para el rendimiento de vehículos en Europa.
Además, el puerto representará más del 15 por ciento del gas natural licuado de Europa transitado y seguirá siendo el centro químico más importante del continente. Finalmente, será el mayor puerto de cruceros del Benelux. Con un rendimiento total de 278 millones de toneladas por año, el puerto unificado podrá consolidar su posición de liderazgo en el mundo.
“Sin embargo, nuestra ambición de unir los dos puertos es mucho más que simple tonelaje y TEUs”, agregó De Ridder. Este proyecto “nos permitirá enfocarnos aún más firmemente en la transición hacia una economía baja en carbono y continuar nuestros esfuerzos con respecto a la digitalización de la cadena de suministro”, concluye.