La logística inversa protagoniza 1 de cada 3 compras online: la factura del ‘nuevo consumo’

Pese a las buenas cifras que ha dejado el ecommerce en el sector, se estima que 1 de cada 3 productos adquiridos a través del canal online son devueltos, según datos de KPMG. Una práctica cada vez más extendida ante el nuevo consumo, impulsado por los confinamientos y el miedo al contagio, que está teniendo su inevitable reflejo en el mercado, más en concreto en lo que respecta a la logística inversa.
Y es que, mientras los vendedores ven en la política de cambios y devoluciones una ventaja competitiva para fidelizar a sus consumidores, los operadores logísticos se ven obligados a implementar nuevos sistemas que satisfagan no solo los flujos de salida de mercancías, sino la gestión del retorno, almacenamiento y redistribución de productos devueltos.
Picos en la logística inversa
Las fechas de consumo clave, como Navidad y rebajas, generan un incremento no solo en las compras, sino en el número de devoluciones. A finales del mes de enero y principios de febrero, la tasa media de productos devueltos, que suele estar entorno al 20 por ciento, se dispara hasta rondar el 50 por ciento, según las cifras de KPMG.
{advpoll id=’445′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
En cuanto a los productos que más devoluciones sufren, destaca la moda en primer lugar, donde más de 1 de cada 3 prendas compradas en el canal online son devueltas, seguidas de complementos y tecnología.
Ante este escenario, la logística inversa se convierte en un aspecto crítico en la estrategia del canal de distribución. Ello supone un aumento de costes, no solo para los retailers, sino para los propios actores de la cadena de suministro, motivados por la recogida y el transporte hasta el almacén, así como la inmovilización de la mercancía hasta que entra en stock y esta vuelve a estar disponible para la venta.
La tecnología, en el punto de mira
Frente a este escenario, las empresas apuestan cada vez más por inventarios digitalizados, haciendo uso de tecnologías como el Bgd Data o la analítica avanzada, capaz de automatizar procesos y ser eficientes para ahorrar costes.
Además, la integración de flotas con vehículos sostenibles, el uso de drones o incluso de vehículos autónomos serán elementos que modificarán la movilidad del futuro, favoreciendo la logística en el comercio online, apunta Paula Rodríguez, Business Development Director de Webloyalty.