El transporte marítimo de corta distancia en España registra su primera caída en más de una década

Por primera vez desde 2009, los tráficos en el short sea shipping han experimentado un descenso. Los datos del observatorio estadístico de la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia (SPC-Spain) apuntan a una caída cercana al 10 por ciento respecto a los datos registrados el año anterior, cerrando 2020 con un total de 242,5 millones de toneladas movilizadas a través del transporte marítimo de corta distancia.
De esta forma, la crisis sanitaria se ha saldado con un tráfico de carga rodada que descendió un 11,6 por ciento, registrando las mayores caídas en el cabotaje, cercanas al 18 por ciento, y en el tráfico de vehículos nuevos, que se acerca al -25 por ciento.
La demanda internacional del transporte marítimo de corta distancia internacional se reduce un 3,2 por ciento, aunque es un decrecimiento muy suave respecto al experimentado por otros tráficos.
En la fachada mediterránea, los intercambios con los países vecinos han sufrido descensos con la única excepción de Marruecos, que se une a la tendencia al alza de la fachada atlántica, donde resalta el tráfico con Irlanda, a consecuencia del Brexit, y con Bélgica.
Sin embargo, por el contrario, los flujos con Reino Unido, Francia y Finlandia se han visto reducidos.