Competencia valida que las VTC puedan ofrecer servicios de transporte de mercancías

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado la razón a Cabify, validando que los vehículos que prestan el servicio de VTC puedan realizar el transporte de pequeñas mercancías, cargando los paquetes en el maletero.
El informe publicado por el organismo regulador avala el servicio puesto en marcha por Cabify el pasado mes de abril cuando, en pleno confinamiento, la Comunidad de Madrid ya intentó cerrar esta vía de negocio a los pocos días de salir a la luz, alegando incompatibilidad con la ley.
En ese momento, la administración aseguró que la compañía necesitaba obtener una autorización de operador de transporte para ello ya que, de no hacerlo, estarían incurriendo en una falta “muy grave”, con las consiguientes sanciones recogidas en la normativa.
Desde entonces, y pese a haber recibido varios requerimientos de la CAM, Cabify no ha clausurado en ningún momento el servicio, interponiendo una reclamación a la CNMA donde defendían la legalidad de su servicio puerta a puerta, conocido como Cabify Envíos.

“Innecesario y desproporcionado”
Tras valorar la situación, la CNMC ha considerado que el requerimiento de cese de dicha actividad por parte de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid en turismos de menos de dos toneladas de Masa Máxima Autorizada, empleados de forma habitual por la actividad de VTC, es “innecesario y desproporcionado”.
Tal y como precisa, la normativa sectorial de transporte excluye la autorización para el transporte de pequeñas mercancías en vehículos de MMA no superior a las 2 toneladas.
Igualmente apunta que el uso del compartimento específico de carga de los vehículos de turismo “permitiría realizar la actividad con seguridad”, de modo que tales vehículos serían adecuados a los fines del transporte descrito.
{advpoll id=’460′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
El sector acusa el “intrusismo laboral”
Para Fenadismer, Competencia ha avalado un nuevo fenómeno de “competencia desleal en el sector del transporte de mercancías, pese a que más de la mitad de los transportistas de mercancías llegaron a encontrarse parados por falta de actividad”.
La federación ha rechazado la decisión del organismo, ya que considera que “no hace sino contribuir a cronificar el intrusismo que desde diferentes Plataformas Tecnológicas se promueven en el sector del transporte de mercancías y que tanto precarizan la actividad profesional”, por lo que va a instar a que se promuevan las modificaciones legales que sean necesarias para impedir el desarrollo de dichas ilícitas y que atentan de forma grave a la competencia leal en el sector.