El tráfico aéreo recupera el pulso previo a la pandemia, en medio de una crisis de capacidad

Por primera vez desde que comenzara la crisis sanitaria, las cifras mundiales de la carga aérea muestran cómo la demanda ha vuelto a alcanzar los niveles previos a la irrupción del COVID-19. La demanda de enero también mostró un fuerte crecimiento mes a mes respecto a los niveles de diciembre de 2020.
Sin embargo, la recuperación de la capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponible (ACTK), se revirtió debido a los nuevos recortes de capacidad en el lado de los pasajeros. La capacidad se redujo cerca de un 20 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2019 y cayó un 5 por ciento en comparación con diciembre de 2020.
El estado de las cosas
“El tráfico de carga aérea ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis y esa es una buena noticia muy necesaria para la economía mundial”, apuntan desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.
Sin embargo, “si bien existe una fuerte demanda para enviar mercancías, nuestra capacidad se ve limitada por la escasez de capacidad de carga que normalmente proporcionan los aviones de pasajeros. Eso debería ser una señal para los gobiernos de que necesitan compartir sus planes de reinicio para que la industria tenga claridad en términos de cuándo se puede poner en línea más capacidad”.
Según la asociación, “en tiempos normales, un tercio del comercio mundial por valor se mueve por aire. Este comercio de alto valor es vital para ayudar a restaurar las economías dañadas por el COVID, sin mencionar el papel fundamental que desempeña la carga aérea en la distribución de vacunas que salvan vidas y que deben continuar en el futuro previsible”, aclara Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA.
El desempeño, por regiones
La demanda internacional de carga de los transportistas europeos cayó un 0,6 por 100 en enero en comparación con el mismo mes de 2019. La capacidad internacional disminuyó un 19,5 por 100, un deterioro desde la caída interanual del 18,4 por 100 registrada en diciembre.
Las aerolíneas norteamericanas registraron un aumento del 8,5 por ciento en la demanda internacional en enero en comparación con enero de 2019. En diciembre de 2020, la capacidad se redujo un 12,8 por 100 en comparación con el mismo mes de 2019.
Las aerolíneas de Asia-Pacífico vieron caer la demanda de carga aérea internacional un 3,2 por 100 en enero de 2021 en comparación con el mismo mes de 2019. La capacidad internacional se mantuvo restringida en la región, un 27 por 100 menos que en enero 2019, que fue un deterioro en comparación con la caída interanual del 26,2 por 100 registrada en diciembre.
Los transportistas de Oriente Medio registraron un aumento del 6,0 por 100 en los volúmenes de carga internacional en enero en comparación con enero de 2019. La capacidad de enero se redujo un 17,3 por 100 en comparación con el mismo mes de 2019. Esta fue una ligera reducción en comparación con la disminución del 18,2 por 100 registrada en diciembre de 2020.
Los transportistas latinoamericanos informaron una disminución del 16,1 por 100 en los volúmenes de carga internacional en enero en comparación con el período de 2019. La capacidad internacional disminuyó un 37,0 por 100 en comparación con enero de 2019, en gran medida sin cambios desde la caída interanual del 36,7 por 100 registrada en diciembre de 2020.
La demanda de carga de las aerolíneas africanas se disparó un 22,4 por 100 en comparación con el mismo mes de 2019, eclipsando el aumento interanual del 6,3 por 100 para diciembre de 2020. La capacidad internacional de enero disminuyó un 9,1 por 100 en comparación con enero de 2019, reducida en comparación con la disminución de capacidad del 17,8 por 100 registrada en diciembre de 2020