El Corte Inglés cierra su tienda de Eibar para convertirla en un centro logístico

La firma española pone fin al espacio comercial de más de 20.000 metros cuadrados que inauguró en 2009 en Guipuzkoa, garantizando la continuidad de todos sus trabajadores a través de la transformación de este espacio en lo que será el primer espacio logístico digital con el que El Corte Inglés pretende desarrollar su nueva estrategia comercial.
El futuro centro reconvertido de Eibar permitirá desarrollar un centro de preparación y distribución de pedidos de supermercado para todo el País Vasco, transformándose en una ‘dark store’.
A través de esta reformulación, la compañía pretende sacar partido a la ubicación en el centro del triángulo que separa las tres capitales vascas, con conexión por autopista con todas ellas. De esta forma, una vez finalizada la adaptación, el antiguo centro comercial contará con una oferta de más de 25.000 referencias de alimentación, incluyendo los productos locales.
Además, la plataforma de Eibar también permitirá la venta directa a través del catálogo de todas las referencias de El Corte Inglés y la recogida de los productos en coche, incorporando también servicios como atención al cliente, devoluciones o aceptación de abonos.
Continúan los servicios a terceros
Este espacio también será la punta de lanza del grupo comercial por la innovación digital. Según avanza la compañía, el segundo proyecto empresarial que se pondrá en marcha en la superficie será un ‘digital contact hub’, que ofrecerá soporte a los diferentes negocios, tanto del grupo como de terceros.