Europa se queda atrás en la recuperación de los volúmenes logísticos prepandémicos

El Viejo Continente vuelve a ser el foco de atención de la cadena de suministro global. Sin embargo, en esta ocasión lo hace de la mano de una mala noticia: Europa será la última región en recuperar los volúmenes de actividad logística normal tras la irrupción de la pandemia.
Si bien el ecommerce ha conseguido salvar parte de los resultados de 2020, las cifras apuntan a una caída cercana al 3,3 por ciento en 2020, hasta alcanzar los 219.1000 millones de euros, tras una década de crecimiento.
El rendimiento de fin de año, no obstante, consiguió suavizar estos resultados, abriendo las puertas a lo que, tal y como refleja el informe de Transport Intelligence, es la recuperación de la logística global, donde se prevé que los operadores cierren con un 2,9 por ciento más que en 2019 o un 6,5 por ciento que, en 2020, hasta alcanzar los 233.200 millones de euros.
Una recuperación asimétrica
Sin embargo, los investigadores de mercado británicos ya han hecho saltar las primeras alertas, dejando claro que “no se espera que todas las regiones logren niveles de recuperación tan impresionantes”.
En Europa, de los 31 países analizados, 29 experimentaron contracciones de diversa gravedad, haciendo que las previsiones para el continente sean inferiores a las cifras registradas en 2019, con un descenso del 0,5 por ciento.
Ante una primera mitad de 2021 “débil”, apuntan desde TI, “los programas integrales de estímulo económico para los países más afectados, como Italia, proporcionarán un apoyo crucial a la economía mientras regresa después de la pandemia”. Asimismo, “los efectos económicos en curso del Brexit probablemente continuarán, mientras que los cambios importantes en la producción en áreas como la industria automotriz podrían tener consecuencias negativas para el mercado”.
Asia lidera la recuperación
En Asia, sin embargo, según los expertos, hay indicios de una fuerte recuperación. El mercado de logística por contrato en la región de Asia y el Pacífico solo se redujo en un 2 por ciento en 2020.
“Esto se debe a las rápidas medidas de contención del coronavirus de la región, que la ayudaron a recuperarse rápidamente en la segunda mitad del año”, concluye.