Valencia confirma el déficit de contenedores vacíos en sus muelles

La cifra de contenedores vacíos ha caído un 12,2 por ciento en el enclave mediterráneo. El indicador, clave para el sector exportador que precisa de éstos para poder cargar sus mercancías y mantener sus flujos, se suma a la crisis de capacidad que está llevando al mercado a experimentar dificultades en la reserva de espacios en los buques, presionando todavía más al alza de los fletes.
A pesar del descenso de los vacíos, los últimos resultados vertidos por el Puerto de Valencia muestran una perspectiva positiva, reforzada por la actividad empresarial, que ha generado un repunte en el tráfico de mercancías, con un crecimiento cercano al 6 por ciento, y de contenedores, con un 3,5 por ciento.
De nuevo, los contenedores de exportación se mostraron muy activos, con un crecimiento del 13,15 por 100 en los dos primeros meses de 2021, mientras que los de importación bajaron un 0,63 por 100 y los de tránsito crecieron un 4,9 por 100.
Más concentración, menos puertos “hub”
En base a esta tendencia, el aumento de los tráficos ha suplido el descenso en el número de barcos que llegan a los puertos, que cada vez son más grandes o realizan más movimientos por escala.
De hecho, en los dos primeros meses del año han atracado 114 buques menos que en el mismo periodo del año anterior, algo que ya quedó reflejado en 2020 cuando llegaron al Puerto de Valencia 1.040 barcos menos que en 2019, lo que supone un descenso del 13,2 por 100.
Y es que, como reflejan las cifras, la coyuntura económica mundial está produciendo y acelerando la concentración de la carga/descarga de mercancías y que cada vez haya menos puertos “hub” como Valenciaport. De ahí la necesidad, apunta el enclave, “de seguir apostando por nuevos proyectos e infraestructuras para seguir siendo competitivos y generando empleo y riqueza”.