Europa, a la cola del mundo en la recuperación de la carga aérea

La demanda de la carga aérea continúa superando los niveles anteriores a la pandemia, registrando un aumento cercano al 10 por ciento con respecto a febrero de 2019. Sin embargo, los resultados compartidos por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), señalan a América Latina y Europa como las dos regiones que, junto a la falta de capacidad, están lastrando la recuperación del mercado.
Si bien todas las regiones, excepto América Latina, experimentaron una mejora en la demanda de carga aérea en comparación con los niveles anteriores a la COVID-19, Europa, con un crecimiento de la demanda del 4,7 por ciento, se encuentra más de 4 puntos por debajo de la media y cerca de 38 puntos por debajo de la demanda más alta en febrero, experimentada por el mercado africano.
En lo que respecta al otro lado de la balanza del tráfico aéreo, la oferta, la recuperación de la capacidad global se ha vuelto a estancar debido a los nuevos recortes de capacidad en el lado de los pasajeros, a medida que los gobiernos siguen endureciendo las restricciones de viaje debido al reciente aumento en los casos de COVID19.
De esta forma, la capacidad se redujo en casi un 15 por ciento en comparación con febrero de 2019.
Condiciones favorables
Por su parte, las condiciones operativas siguen siendo favorables para la carga aérea, según IATA, ya que las condiciones en el sector manufacturero son sólidas a pesar del reciente aumento en los brotes de COVID-19. El componente de nuevos pedidos de exportación del PMI manufacturero, un indicador adelantado de la demanda de carga aérea, repuntó en comparación con enero.
Las interrupciones de la cadena de suministro y las demoras en las entregas resultantes han llevado a largos tiempos de entrega de los proveedores, el segundo más largo en la historia del PMI de fabricación. Normalmente, esto significa que los fabricantes utilizan el transporte aéreo, que es más rápido, para recuperar el tiempo perdido durante el proceso de producción.
El nivel de inventarios sigue siendo relativamente bajo en comparación con los volúmenes de ventas. Históricamente, esto ha significado que las empresas tuvieran que reabastecer rápidamente sus existencias, para lo cual también utilizaron carga aérea.