El incendio de varios palés pone la atención de la carga aérea sobre los móviles Vivo

El siniestro registrado en el Aeropuerto de Hong Kong durante el fin de semana, en el que varios palés cargados de móviles de la marca Vivo comenzaron a arder hasta quedar prácticamente calcinados, ha hecho saltar las alarmas en el sector de la carga aérea.
Hasta el momento, Hong Kong Air Cargo – encargada de gestionar el cargamento incendiado – ha prohibido los envíos de dos empresas locales de transporte aéreo y cualquier co-cargador, lanzando también una prohibición total sobre los envíos de teléfonos móviles Vivo.
La aerolínea dijo a los clientes que ya no aceptaría carga de Cargo Link Logistics HK y Sky Pacific Logistics HK, con efecto inmediato y hasta nuevo aviso.
Comienza la investigación
En lo que respecta al incidente, el flete incluía un lote de teléfonos inteligentes – según se informa, el modelo Y20 – y accesorios Vivo fabricados en China y con destino a Bangkok. Este material fue cargado en tres palés, todos los cuales se incendiaron, haciendo que los servicios de emergencias tardaran más de 40 minutos en extinguir las llamas.

Si bien las operaciones del aeropuerto no se vieron afectadas, un espacio de 24 por 12 metros en la pista resultó dañado.
Según los medios locales, las baterías de iones de litio son la causa más probable del incendio, aunque aún no se ha determinado la verdadera razón de la combustión.
Precedentes
Ha habido al menos un reclamo previo de la explosión de un teléfono Vivo, pero el escándalo más grande que involucró a la compañía se produjo el año pasado cuando la policía india encontró más de 13.500 teléfonos Vivo con el mismo número IMEI, un código de 15 dígitos que debería ser único para cada teléfono.
Ninguna otra aerolínea parece haber prohibido todavía el transporte del tipo de teléfono.