Intel se prepara para lanzar 35.000 vehículos de reparto sin conductor

La filial de Intel con sede en Jerusalén, Mobileye, ha dado a conocer sus planes para impulsar los servicios de paquetería autónoma a partir de 2023. Para ello, la empresa se ha aliado con la compañía de vehículos sin conductor Udelv, con la que pretende alcanzar las 35.000 unidades de cara a 2028.
Los primeros mil vehículos, denominados ‘Transporters’, se desplegarán en 2023 con Donlen, una empresa de gestión de flotas comerciales que será el primer cliente de este nuevo sistema.
Las furgonetas autónomas y sin emisiones están “destinadas a solucionar el problema de entrega de la última milla” ya que, como señala Intel, se espera que el volumen de entregas aumente entre un 75 y un 80 por ciento para 2030 gracias al crecimiento continuo de las compras en línea.
Un reparto sin repartidores
El sistema Mobileye Drive que alimentará estas camionetas consta de 13 cámaras, tres LiDAR de largo alcance, seis LiDAR de corto alcance y seis radares; todo ese hardware lo ejecuta el sistema EyeQ de Mobileye en un chip.
El resultado final de toda esta tecnología es la conducción autónoma de nivel cuatro, lo que esencialmente significa que no se necesita atención o intervención humana, siempre que el vehículo esté operando dentro de las áreas designadas.
Una vez finalizada la prueba, estos vehículos deben ser completamente autónomos, sin necesidad de un conductor de seguridad.