España, entre los ocho protagonistas del robo de 172 millones de euros a la supply chain

Las últimas estadísticas compartidas por la Asociación para la Protección de Activos Transportados (TAPA) sitúan a España en el top 5 de países con mayores tasas de criminalidad hacia la cadena de suministro. Así, desde que empezaran sus registros en 1997, la institución ha asegurado que, si bien 2020 ha sido un año marcado por el esfuerzo de la logística para abastecer a todos los países, sólo en la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) el balance final se ha saldado con la pérdida de 172 millones de euros en mercancías robadas a la supply chain.
Basado únicamente en los datos reportados al Servicio de Información de Incidentes (IIS) de la Asociación, en un año en el que los gobiernos aconsejaban a sus poblaciones que se quedaran en casa y trabajaran desde sus hogares, TAPA EMEA registró 6.463 nuevos robos de carga en un número récord de 56 países, lo que se ha traducido en la pérdida diaria de 471.432 euros.
Sin embargo, las altas cifras siguen siendo solo una fracción de las pérdidas que TAPA EMEA cree que están sufriendo los fabricantes, transportistas y los proveedores de servicios logísticos en la región. Además, la Asociación para la seguridad y resiliencia de la cadena de suministro apunta que la mayoría de los robos de carga durante el transporte por carretera, marítimo, aéreo y ferroviario aún no son reportados por las víctimas a su base de datos de incidentes.
España, entre los 8 países con mayor incidencia
En 2020, el 74,6 por ciento de todos los incidentes registrados por TAPA EMEA involucraron robos de carga en el Reino Unido y Alemania, con 3.100 y 1.727 delitos, respectivamente. En ambos casos, las estadísticas, si bien refuerzan la reputación de ambos países como puntos críticos, reflejan con mayor precisión el intercambio proactivo de datos de delitos de carga por parte de las agencias de aplicación de la ley (LEA) británicas y alemanas. Otros seis países que registraron tasas de incidentes de tres dígitos son Rusia (307), Holanda (199), España (178), Italia (121), Sudáfrica (105) y Dinamarca (101).
¿Qué ha incrementado la actividad delictiva?
Desde la asociación aclaran que son “numerosos factores” los que han “alimentado” las actividades delictivas en 2020, “incluidos informes de los medios generalizados y, a menudo, engañosos sobre la escasez de productos y los estantes de los supermercados vacíos. La pérdida de puestos de trabajo o el miedo al desempleo habrán abierto nuevos ‘mercados’ para los compradores que buscan gangas. Luego se produjo la carrera mundial por los escasos suministros de equipos de protección personal (EPI) de gobiernos, profesionales médicos y consumidores. Con la demanda excediendo la oferta, muchos ladrones de carga claramente encontraron la oportunidad de apuntar a productos demasiado buenos como para perderlos”.
Los camiones, remolques y furgonetas de reparto de última milla fueron, con mucho, el objetivo más popular para los ladrones de carga, como en años anteriores, encabezados por 3.644 casos de robos de vehículos, el 56,3 por ciento de todos los delitos registrados.
Como contrapunto, la menor tasa de delitos registrados, con solo 212 reportados, sitúa al robo en instalaciones y plataformas logísticas en el último lugar.