Mercadona invertirá 240 millones en logística en un impulso a su “brutal transformación”

La cadena de supermercados presidida por Juan Roig continúa avanzando en lo que será, en palabras de su presidente, la “brutal transformación” de Mercadona. De esta forma, de los 1.500 millones de euros que destinará la compañía a inversiones de carácter interno durante el presente ejercicio, alrededor de 240 tendrán como objetivo el fortalecimiento y la trasformación de su operativa.
Así lo hizo saber su fundador durante la presentación de los resultados de 2020 celebrada en formato híbrido durante la tarde de ayer, donde Roig confirmó el impacto positivo que la pandemia había tenido sobre Mercadona en lo que a resultados financieros se refiere, rozando los 27.000 millones de euros en ventas y creciendo un 5,5 por ciento en relación a 2019.
Tras un 2020 donde unas inversiones cercanas a los 204 millones de euros destinados a su cadena de suministros tuvieron que hacer frente al impacto de la pandemia, la firma ha decidido fortalecer esta vía de negocio aumentando esta cifra en 36 millones de euros adicionales.
El camino marcado por los mil millones
Las partidas anunciadas por Roig forman parte del plan de mil millones de inversión hasta 2025 anunciado por la compañía el pasado noviembre, cuando Rosa Aguado, directora general del área para Mercadona, ya apuntaba que los cambios irían destinados a redirigir la visión global de la logística de la compañía, centrando de ahora en adelante “el enfoque en los clientes” y reforzando su logística “en base a sus necesidades”.
El esfuerzo en la trasformación logística de la compañía ha consolidado el músculo sectorial de Mercadona, que actualmente supera los 1,2 millones de metros cuadrados entre sus 15 bloques logísticos, dos almacenes satélite y dos almacenes reguladores.
¿Qué se puede esperar?
Hasta el momento, Mercadona no ha dejado de avanzar e impulsar su cadena de suministro con incorporaciones como megacamiones para algunas de sus rutas, así como la implementación del uso de gas para sus camiones de reparto o el inicio de pruebas con furgonetas eléctricas. Sin embargo, la sostenibilidad no es su único punto de inversión.
En lo que respecta al futuro, Mercadona tiene en mente terminar la conversión de sus centros de Granada, Zaragoza y Alicante en plataformas inteligentes a través de la automatización de los mismos.
También seguirá apostando por su modelo de “colmena”, operativo ya en Madrid, Barcelona y Valencia, con la que prevé seguir adaptándose al incremento del canal ecommerce en su negocio.
Por último, previsiblemente, Mercadona seguirá recogiendo el testigo de las inversiones realizadas en 2020 en Getafe y Zaragoza, apuntando que las nuevas instalaciones de cara a 2021 estarían centradas en Granada, Alicante, Valencia y Sevilla.