Bruselas dicta sentencia contra el cártel ferroviario de Alemania, Austria y Bélgica

El reparto de clientes en el transporte de mercancías transfronterizo ha llevado a la Comisión Europea a dictar una sanción de 48 millones de euros contra tres ferroviarias que conformaban un ‘cártel’, según la comunidad económica.
Entre diciembre de 2008 y finales de abril de 2014, la austriaca Österreichische Bundesbahnen (ÖBB), la alemana Deutsche Bahn (DB) y la Sociedad Nacional Belga de Ferrocarriles (SNCB) afectaron al transporte transfronterizo de mercancías en trenes bloque en corredores clave de la Unión Europea, según informó el Ejecutivo.
“La competencia justa es importante para proporcionar a los clientes la mejor oferta a la hora de utilizar un transporte sostenible. Un cártel entre los principales operadores de servicios de transporte de mercancías por ferrocarril en corredores esenciales de la UE va fundamentalmente en contra de ese objetivo”, declaró Margrethe Vestager, vicepresidenta de la CE encargada de Competencia.
Competencia desleal
La investigación de la Comisión reveló que las tres compañías se coordinaban para intercambiar datos sobre las peticiones de los clientes de ofertas competitivas y que se transmitían entre ellas las más elevadas para salvaguardar sus actividades.
De esta forma, apunta la Comisión, las empresas han participado en un sistema de reparto de la clientela, lo cual prohíben las normas de la UE sobre competencia.
A la hora de fijar el importe de las multas, la CE tuvo en cuenta, en particular, el valor de las ventas logrado por los participantes en el cártel para los servicios en cuestión. Así, la multa para DB se incrementó un 50 por ciento porque ya había sido responsable con anterioridad de otro cártel.
Mientras ÖBB ha conseguido total inmunidad, DB deberá abonar 48,3 millones de euros y SNCB, 270.000 euros.