La industria naviera exige un nuevo impuesto mundial a sus emisiones

La Cámara Naviera Internacional (ICS) está reclamando a los gobiernos de todas partes del mundo que graven las emisiones de carbono de la industria naviera. El representante del 90 por ciento de la flota global asegura que esta es “la medida esencial” para abordar definitivamente el cambio climático.
“Una solución global es la única que va a funcionar”, apuntaba Guy Platten, secretario general de la ICS durante una entrevista a la BBC.
Según el organismo, este impuesto supondría una medida para incentivar a los propietarios de los barcos a invertir en nuevas tecnologías, poniendo solución a uno de los sectores más contaminantes, responsable de más del 2 por ciento de las emisiones globales.
Si la industria fuera un país, apunta Platten, sería el sexto mayor contaminador, por encima de potencias como Alemania.
Esfuerzos hacia la sostenibilidad
Aunque el transporte marítimo no se incluyó de forma directa en el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el sector ha estado haciendo esfuerzos para limpiar su actividad. Sin embargo, es “necesario impulsar medidas más estrictas”, como apuntan desde la ICS, para responder a la reclamación realizada por la OMI en la que se apuntaba a la necesidad de recortar en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050.
Pros y contras
Si bien el planteamiento de implantar una solución global convence a muchos expertos, lo cierto es que otros apuntan a que esta medida tendría un mayor impacto en las compañías navieras más pequeñas, que probablemente tengan más dificultades con los costes de una tecnología nueva y más limpia.
Ante ello, ICS aclaró que, si bien es complejo, no basta con aplicar soluciones regionales, “como se ha propuesto en varios lugares del mundo”, por lo que “la discusión debe comenzar ahora”.
Previsiblemente, apunta Platten, el debate sobre el nuevo impuesto podría dar comienzo en la siguiente reunión de la OMI, prevista para junio.