Descubierto el fraude de una empresa logística leonesa que usaba gasóleo agrícola en sus flotas

La Guardia Civil ha descubierto en Onzonilla, León, el fraude por uso indebido en furgonetas de gasóleo bonificado agrícola por parte de una empresa de transporte público de mercancías y paquetería. La firma, que realizaba entregas entre León y Madrid, ha resultado estar detrás de las sospechas que impulsaron la investigación de las autoridades, junto con la Sección de Impuestos Especiales de la Agencia Estatal Tributaria de la Administración y con la delegación Territorial de Industria de la Junta de Castilla y León.
Finalmente, la búsqueda ha dado como resultado el hallazgo de un depósito de 5.000 litros de capacidad, contiendo gasóleo bonificado agrícola tipo B, en el interior de una nave industrial del polígono de Onzonilla, cuya exclusiva utilización era el abastecimiento de las furgonetas dedicadas a las rutas de reparto ya mencionadas.
El descubrimiento ha supuesto la instrucción de varias actas de denuncia ante la Ley de Impuestos Especiales, así como a la normativa sobre las instalaciones petrolíferas e instrucción técnica complementaria sobre instalaciones para la distribución al por menor de carburantes y combustibles.
Cabe recordar que el uso del bonificado gasoil tipo B está destinado para carburante de maquinaria agrícola y barcos, por lo que su empleo en otro tipo de vehículos constituye una infracción administrativa grave por fraude de impuestos que podría conllevar multas superiores a los 30.000 euros.