Los transportistas solicitan eliminar las barreras formativas para atraer talento al sector

Las barreras existentes en la Formación Profesional “desaniman a las nuevas generaciones a convertirse en conductores profesionales”. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del encuentro virtual ‘Atracción de talento al transporte’, donde AT Academia del Transportistas, Fundación Corell y ASTIC han apuntado la necesidad de impulsar programas de ayuda para paliar la acuciante falta de vocaciones en un sector “clave para la economía”.
España lidera los datos del paro juvenil de la UE y la zona euro tras registrar en enero un 39,9 por ciento de desempleo entre los menores de 25 años y, paralelamente, nuestro país necesita unos 15.000 conductores profesionales para cubrir la demanda del sector en el próximo lustro.
Una paradoja que se explica por una multiplicidad de factores como el estancamiento salarial, las actuales condiciones laborales (muchas horas fueras de casa, horarios especiales, falta de áreas de descanso seguras y confortables), falta de flexibilidad por la exigente normativa del sector o el escaso reconocimiento social de la profesión, pero al que también se añade una compleja y costosa etapa formativa para acceder a la profesión.
“Deberes” para los ministerios implicados
Para favorecer el acceso a la profesión a los 18 años, Luis Miguel Soto, CEO de AT Academia del Transportista, resume en cuatro acciones lo que los diferentes ministerios implicados deberían de llevar a cabo:
Eliminar el requisito de tener previamente el permiso de conducir para obtener el Certificado de Profesionalidad (CP)
Convalidar la autorización CAP sin examen a los que finalicen el CP
Crear una red capilar de centros que impartan FP de Conductores
Por último, facilitar la obtención del permiso de conducir en el ámbito de la FP al igual que ya sucede con las escuelas y organismos militares y con la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil”.