La carga aérea recupera el pulso en Madrid-Barajas

La caída de la actividad carguera en bodega, debido al fuerte impacto de la demanda en vuelos de pasajeros por el efecto de la pandemia, se ha visto parcialmente amortiguada por el crecimiento de los vuelos cargueros puros y las compañías de Oriente Medio y Asia.
De esta forma, la actividad logística del aeropuerto madrileño va recuperando poco a poco el pulso, tal y como reflejan los principales resultados vertidos por el primer informe del Observatorio de la Carga Aérea de Madrid, realizado por Foro MADCargo en colaboración con Zaragoza Logistic Center (ZLC).
Así, en las principales rutas aéreas de Madrid se puede observar que tienen especial protagonismo los aeropuertos cargueros europeos – Leipzig y Colonia -, los hubs europeos y los de Oriente Medio, donde están basadas las compañías aéreas con mayor presencia.
En estos casos, aclara el estudio, estos enclaves no son el destino final de la carga, sino tránsitos a otros aeropuertos.
Destinos, volúmenes y fletes
Las principales diez rutas de larga distancia de carga del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en el primer trimestre de 2021 están concentradas en nueve países de Latinoamérica y EEUU.
Respecto a la evolución de la carga, en los últimos doce meses se observa el efecto en marzo de 2020 del inicio de la pandemia con una caída del 27 por ciento y los crecimientos en febrero y marzo de 2021. En este mes se consigue superar el valor de marzo de 2020.
En la comparativa del primer trimestre de 2021 y 2020 con los datos de 2019, se aprecia con detalle que la carga en el Aeropuerto de Madrid todavía está por debajo de los valores de dicho periodo.
La tarifa media en el primer trimestre de 2021 en vuelos a destinos finales presenta fuertes incrementos en el periodo 2020/21, exceptuando Centroamérica. La tarifa media en el primer trimestre de 2021 en destinos destacados muestra crecimientos muy altos en Sao Paulo, Los Ángeles y Nueva York, contrastando con la caída del 69 por ciento en Shanghai.