Airbus se lanza a una competición “agresiva” contra Boeing por el mercado de la carga aérea

“No nos gusta la idea de que no estemos activos en este segmento y probablemente sea un área donde seremos más agresivos”. A través de estas declaraciones, Guillaume Faury, director ejecutivo de Airbus, ha anunciado la nueva estrategia de inversión de la compañía, que pretende escalar puestos en el mercado de la carga aérea, contrarrestando el protagonismo de su principal competidor, Boeing.
Según el fabricante, aprovechando el auge de este segmento durante la pandemia, Airbus estaría considerando agregar un gran carguero a su línea de producción, insinuando que, dadas sus características, podría cuadrar el A350.
Apuesta por el fuselaje ancho
Si bien Airbus ha establecido una ventaja decisiva sobre Boeing en el mercado de aviones de fuselaje estrecho, la pandemia ha hecho crecer la demanda de aviones de carga en medio de un auge del comercio electrónico, lo que ha dotado de una gran ventaja a Boeing, capaz de sacar rendimiento de sus modelos 777, 767 y 747.
La expansión en ese mercado podría ayudar a Airbus a potenciar su producción de aviones de fuselaje ancho ante el colapso de la demanda de viajes internacionales de pasajeros, al tiempo que se mantiene en la competición con su rival estadounidense.
En la actualidad, Airbus cuenta con un programa de conversión de aviones de pasajeros a carga, que implica quitar asientos para dejar espacio a las mercancías en sus modelos A320 y A330.
La compañía también tiene un modelo de carguero A330, pero ha entregado solo 38 en todo el mundo, en comparación con más de 200 entregas del carguero 777 equivalente de Boeing.