Egipto rechaza la apelación de liberación del Ever Given

El buque no va a ninguna parte. Tampoco lo harán sus más de 18.000 contenedores, por ahora. Así lo ha dictaminado un tribunal egipcio que, el pasado martes, dictaminó que el protagonista del bloqueo del Canal de Suez podría continuar retenido en la vía fluvial, rechazando la apelación presentada por su propietario japonés contra su detención.
El Ever Given, uno de los portacontenedores más grandes del mundo, se encalló en el canal el 23 de marzo y permaneció atascado durante seis días, deteniendo el tráfico en ambas direcciones.
Hasta ahora, y desde que fue desalojado el 29 de marzo, se ha mantenido en un lago entre dos tramos del canal, en medio de una disputa sobre un reclamo de 916 millones de dólares de la Autoridad del Canal de Suez (SCA) contra el propietario japonés Shoei Kisen, en compensación por el incidente.
Hasta el 22 de mayo
La decisión provino de la ciudad de Ismailia, concretamente del mismo tribunal que aprobó inicialmente la incautación del buque.
La sentencia surgió de una apelación del UK Club, la aseguradora de protección e indemnización del Ever Given. Según esta compañía, la reclamación se hizo “por varios motivos, incluida la validez del arresto obtenido con respecto al cargamento y la falta de pruebas que respalden la importante cifra reclamada por la SCA”.
Tras el rechazo del tribunal, la próxima fecha fijada en el calendario apunta al 22 de mayo, cuando se tiene prevista la siguiente audiencia. Hasta entonces, la embarcación deberá permanecer en el mismo sitio, donde espera desde hace casi dos meses.