La logística desata el apetito inversor por el producto de última milla

Los activos inmobiliarios del sector logístico, uno de los más resilientes y que mayor interés ha despertado entre los inversores, han cerrado el primer trimestre de 2021 con una variación trimestral positiva. Siguiendo la misma tendencia que el residencial multifamily, el sector se aleja cada vez más del retail y las oficinas, que en este periodo han experimentado un ligero ajuste a la baja en sus valoraciones en comparación con el trimestre anterior.
Dentro de los activos inmobiliarios de los sectores patrimonialistas, tal y como se desprende del Índice CBRE, han destacado el sector inmologístico, que ha incrementado su valor en el primer trimestre de 2021 un 1,4 por ciento, junto al residencial, con un 1,03 por ciento más.
Un apetito desatado por la última milla
Las valoraciones de los 42 activos inmologísticos analizados en el estudio arrojan una revalorización trimestral respecto al cuarto trimestre del año anterior, después de cerrar 2020 con una revalorización anual del 4 por ciento.
“Los datos de inversión y contratación del primer trimestre posicionan al sector logístico como uno de los segmentos más sólidos, destacando el creciente apetito inversor por el producto de última milla”, explica Fernando Fuente, director nacional Valuation & Advisory Services CBRE España.
Fuente añade con relación a las rentas, que se han mantenido estables en el primer trimestre debido al aumento de la oferta disponible de las naves de grado A, que “no se esperan cambios importantes en los próximos meses, si bien habrá un aumento de incentivos en nuevos contratos de arrendamiento”.