Mantener el ritmo actual de la paquetería requerirá adquirir 8,6 millones de metros cuadrados

El espacio de almacenaje entre 2021 y 2025 tendrá que experimentar un crecimiento exponencial para mantener el ritmo actual de la actividad de reparto. En concreto, las empresas de paquetería necesitarán 8,6 millones de metros cuadrados en Europa para seguir respondiendo a la creciente demanda del comercio electrónico, tanto por lo que respecta a las compras como a las devoluciones.
Savills Aguirre Newman, con datos de Effigy Consulting, calcula que en 2019 se entregaron en Europa un total de 12.300 millones de paquetes. Sumados al incremento de entregas de las cifras de las compañías de paquetería, como Seur, que vio crecer sus volúmenes en un 38 por ciento en 2020, los datos evidencian que se requerirán nuevos desarrollos logísticos en los próximos 5 años.
El crecimiento del número de entregas también supone el aumento de la logística inversa. Así, según estimaciones de Forrester, el nivel actual de devoluciones de comercio electrónico es del 20 por ciento, mientras que la proporción de espacio para devoluciones está entre el 8 y el 10 por ciento, lo cual tiene un impacto significativo en los márgenes de beneficio de los minoristas.
Según IHL Group, el valor de las devoluciones en la región EMEA ha aumentado de 234.000 millones de dólares a 388.000 millones entre 2015 y 2019.
El efecto dominó
Si bien Savills estima que se necesitarán 1,7 millones de metros cuadrados de espacio para alojar y procesar las devoluciones, desde la consultora señalan que más que una relación homogénea entre devoluciones y demanda logística, es más probable que el incremento se produzca como efecto dominó por la nueva demanda procedente de socios comerciales.
Del mismo modo, el informe resalta que, debido al enorme aumento de las compras online a lo largo del 2020, y aunque se prevé que las estrategias omnicanal de los retailers, el uso de las nuevas tecnologías y los procedimientos de compra reduzcan el número de devoluciones, el nivel de demanda seguirá siendo elevado.
No se percibe una disminución de la velocidad a la que los operadores están ampliando sus provisiones de almacén, concluyen.