Luz verde a la prórroga de los ERTE: así afectará al empleo logístico

Tras haber alcanzado un acuerdo ‘in extremis’ con los agentes sociales, el Gobierno ha aprobado una nueva prórroga de los ERTE que se extenderá hasta el 30 de septiembre. Con el mismo esquema de protección a las empresas y trabajadores vigente hasta el 31 de mayo, la medida tendrá su reflejo en el sector de la logística y el transporte, concretamente sobre los cerca de 40.000 trabajadores que actualmente se ven afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo.
A diferencia de sus antecesores, esta prórroga trae consigo una serie de cambios en los porcentajes de bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social. Ahora, estas exoneraciones irán desde el 60 al 100 por ciento, concentrándose las más altas en la reincorporación de los trabajadores a la actividad.
De esta forma, el esquema de los ERTE que estará en vigor hasta finales de septiembre mantendrá las tres modalidades actuales: los destinados a los sectores untraprotegidos y a las empresas vinculadas a su cadena de valor; los ERTE de impedimento de la actividad; y los ERTE de limitación. Estos últimos están pensados para restricciones administrativas temporales adoptadas para frenar los contagios, como las reducciones de aforo o las prohibiciones de apertura.
Efectos sobre la logística y el transporte
Según datos del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social el número de ERTEs en el sector de la Logística y el Transporte en el mes de abril alcanzó un total de 7.502 (122 menos que en marzo) que afectaron a un total de 39.570 trabajadores con una disminución en ambos casos de un 5 por ciento.
De estos trabajadores, 26.175 son hombres y 13.395 mujeres.
El transporte terrestre se mantiene como la actividad más afectada por los ERTES y también el que mantiene un mayor número de trabajadores en situación de regulación de empleo: suma en abril 14.455. Le sigue transporte aéreo, con 14.127 trabajadores en ERTE.
Por último, almacenamiento y actividades conexas al transporte registra 9.531 trabajadores, y en este caso, el descenso es de un 11,2 por ciento.
Exenciones a la Seguridad Social
Para los trabajadores que se queden en el ERTE, las exenciones en el caso de sectores ultraprotegidos con menos de 50 trabajadores serán del 85 por ciento en los tres meses de verano y del 70 por ciento en septiembre. En el caso de superar este máximo de empleados, serán del 75 por ciento en verano y del 60 por ciento en septiembre.
En los ERTE de sectores ultraprotegidos y su cadena de valor de empresas con menos de 50 trabajadores, la exenciones a la Seguridad Social serán del 95 por ciento si los trabajadores se quedan en ERTE durante todo el periodo de vigencia del acuerdo. En el caso de empresas con más de 50 empleados, el porcentaje será el 85 por ciento.