La ‘temporada alta’ de los camioneros llega con más vacantes que conductores

La reactivación económica, unida a la temporada estival, incrementará en un 25 por ciento el número de ofertas que buscan a conductores profesionales para cubrir las vacantes que se producirán en este periodo. Sin embargo, los datos de la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) sostienen que las empresas europeas se enfrentarán a una escasez de conductores sin precedentes, solamente superada por México, Turquía y Rusia.
La llegada de la época de verano repercute significativamente en la ya de por sí complicada búsqueda de conductores de camión, dada la necesidad de cubrir las vacantes adicionales surgidas por los días de vacaciones de los empleados que trabajan durante todo el año.
Precisamente esta tendencia alcista ha sido recogida por plataformas como TDRJOBS, un portal de empleo especializado en el sector del transporte de mercancías por carretera que ha calculado que la demanda subirá hasta una cuarta parte de la media anual, donde se solicitarán distintos tipos de perfiles que cubran estas necesidades de profesionales de la conducción.
Un mercado laboral en movimiento
“La temporada de verano, así como los respectivos períodos de descanso de los conductores, abren nuevas posibilidades y oportunidades para que los conductores puedan entrar de nuevo al mercado laboral”, señala Damián Matute, director general de TDRJOBS.
Para el ejecutivo, estos datos también certifican “el despegue de la actividad económica en España, debido a la desaparición paulatina de las restricciones impuestas a causa de la pandemia y la vuelta a la normalidad, lo que sin duda imprime optimismo al futuro y permite observar el desarrollo con perspectiva positiva”.
La preocupación de la IRU
En contraposición al optimismo expresado por expertos como Matute, la IRU se ha hecho eco en numerosas ocasiones del nuevo pico de escasez de profesionales que sufre el sector del transporte que, según Umberto de Pretto, secretario general, amenaza no solo el funcionamiento del transporte por carretera y las cadenas de suministro, también “al comercio, la economía y, en última instancia, el empleo y bienestar de los ciudadanos”.
Por ello, “este no es un tema que pueda esperar, se deben tomar medidas ahora”.
{advpoll id=’467′ view_result=’0′ width=’0′ position=’center’}
Dado que el desempleo juvenil supera el 30 por ciento en algunos países, atraer a los jóvenes al sector debería ser sencillo, aclara De Pretto. Sin embargo, la edad mínima para los conductores profesionales es de 21 años o más en muchos lugares, “lo que crea una gran brecha entre dejar la escuela y tomar el volante”.