Homenaje a ACTE en los Premios ‘Héroes de la pandemia’

La Asociación de Centros de Transporte y Logística de España (ACTE) ha sido homenajeada, con una mención especial por el diario El Economista, como punto de encuentro con el transporte y la logística, en un acto celebrado el pasado 27 de mayo en Madrid.
Acompañado por representantes de otros 14 colectivos denominados “esenciales”, el presidente de la asociación, Ramón Vázquez, recibió el premio de manos de Juan Cierco Jiménez de Parga, director corporativo y consejero de la aerolínea Iberia.
En su alocución, Vázquez agradeció el reconocimiento, “por nuestra actuación en primera línea durante esta pandemia” que hizo extensivo a los directores y empleados de los centros ACTE de toda España, así como a los integrados en la organización europea, Europlatforms.
Ramóz Vázquez tuvo unas emotivas palabras para todos los empresarios y trabajadores del transporte de mercancías por carretera, especialmente “para los conductores profesionales que, con sus camiones, han recorrido y recorren España y Europa de punta a punta 24 horas al día, 365 días al año, llevando abastecimientos a las fábricas, productos industriales y agroalimentarios a los almacenes y al comercio, materiales sanitarios y medicamentos a hospitales y farmacias, llegando a los consumidores finales en sus viviendas, expresando con hechos y día a día su compromiso con la sociedad”.
“Sencillamente vital”
Para el presidente de ACTE, el transporte es algo más que “un sector estratégico, como manifiestan nuestras autoridades. Las Administraciones no siempre reconocen nuestra función: somos esenciales, pero no dejan que vacunemos a los conductores. El transporte es, sencillamente, vital, comparable a la sangre que circula por nuestro cuerpo a través de las autovías y carreteras, como son las arterias y venas llegando a todos los órganos, desde el cerebro hasta la punta de nuestros pies, haciéndolos funcionar. Si falla o falta esta sangre, los órganos se quedan sin vida, mueren”.
Antes de terminar, Vázquez hizo dos llamadas: una para las administraciones públicas, para que, “además de halagar al sector, actúen en su favor con legislación y decisiones que lo potencien y lo hagan más competitivo y sostenible, y no legislando con el transporte por carretera que posibilita el 54 por ciento de los más de 530.000 millones de euros de la actividad exportadora e importadora de la economía española”.
La segunda reivindicación la dedicó a los medios de comunicación, “para que hablen de nosotros, de lo que somos, hacemos y necesitamos no sólo cuando estamos involucrado en un accidente o cuando convocamos un paro patronal para defender nuestros derechos sustanciales, ya que aportamos a la economía española el 9 por ciento del PIB. Y recuerden; sin transporte no hay nada”.