Eroski revela las cuatro prácticas logísticas con las que lucha contra el cambio climático

La compañía gallega de distribución alimentaria ha reforzado su compromiso con la eficiencia a lo largo de la cadena de suministro. De esta forma, Vegalsa-Eroski ha conseguido reducir en un 25 por ciento las emisiones de CO2 en los últimos cinco años, dando a conocer cuatro de las prácticas aplicadas a la logística y el transporte que le han llevado a alcanzar dicho objetivo.
“En Vegalsa-Eroski somos conscientes de que reducir el impacto ambiental a través de una gestión responsable es la mejor forma de luchar contra el cambio climático”, apuntan desde la compañía. Para ello, la firma trabaja este propósito desde una perspectiva del uso eficiente de los recursos necesarios para realizar su actividad.
“En lo que se refiere concretamente a logística y transporte impulsamos un aprovisionamiento más eficiente, renovamos nuestra flota con vehículos menos contaminantes, promovemos plataformas más sostenibles y potenciamos la logística inversa y la optimización de la logística urbana”, explica Ricardo Castro, director de calidad y medioambiente de Vegalsa-Eroski.
Una red responsable
Además de las prácticas mencionadas por Castro, la apuesta mantenida en el tiempo de Vegalsa-Eroski por los productos locales contribuye también a una cadena de valor sostenible a través de la inversión en compras que realiza a productos de proximidad.
“Esta apuesta aporta un doble valor añadido ya que la proximidad de los productos consumidos repercute en el entorno y contribuye a una cadena de suministro más sostenible”, recuerda Ricardo Castro.
Asimismo, la compañía trabaja junto a sus proveedores para que los productos locales sean más sostenibles, desde los métodos de producción, su transporte, el embalaje, los formatos de venta, en toda la cadena de valor.